Perspectivas de crecimiento económico global 2019-2020

Previsiblemente, el crecimiento económico enfrentara serias desaceleraciones en el futuro próximo

El pronóstico para el crecimiento económico mundial muestra desaceleración a un 3.5% en 2019 y 2020, cifra inferior al 3,7% pronosticado para el 2018. Este deterioro en el panorama global se debe principalmente a un retroceso en las economías avanzadas, incluyendo Estados Unidos y la eurozona; situación que se extiende a algunas economías emergentes como México y Rusia. El PIB real en las economías avanzadas se estima crecerá 2.0% en el año 2019 y 1,7% en el año 2020, una disminución de crecimiento del 2.3% previsto para el 2018. Para las economías emergentes se prevé un crecimiento estable del PIB real de 4.6% en el año 2019 y 4,7% en el 2020, cifra en línea con el ritmo de 4,6% en el 2018.

En materia de comercio internacional, el escenario previsible indica su debilitamiento en el 2019, como resultado de un retroceso en la globalización y el significativo aumento de los riesgos políticos. La reciente disminución de precios de los activos financieros, también sugiere un riesgo de recesión en el año 2019. Los principales riesgos globales son derivados de incertidumbre aún subyacente de la guerra comercial entre los Estados Unidos de Norteamérica y los principales bloques de comercio en Europa y Asia, principalmente; Unas más estrechas condiciones financieras derivadas de la recomposición de las políticas monetarias por parte de los bancos centrales y los riesgos propios de una desaceleración, más allá de lo esperado de la actividad económica en China. Las perspectivas de la recuperación en la eurozona se ven empañadas por la posibilidad de un acuerdo insuficiente el caso del Brexit y un manejo inadecuado de la política fiscal por parte del gobierno italiano. Con respecto a los países emergentes, la firma Euro Monitor International, considera que los precios del petróleo a la baja y la aparición de líderes populistas en América Latina, como es el caso de Argentina y Brasil y en cierta medida México, podrían influir sobre las perspectivas de las economías emergentes.

Estados Unidos

Euro Monitor International redujo el crecimiento PIB para el año 2020 en 0,3 puntos porcentuales los pronósticos de esta firma señalan para los Estados Unidos un crecimiento esperado de 2.4% y 1.7% en 2019 y 2020, como resultado del deterioro en las condiciones comerciales de dicho país, la incertidumbre política derivada de su gobierno, recortes a la inversión y el efímero impacto de las reducciones impositivas sobre el crecimiento económico. Los mercados financieros probablemente han sobre-reaccionado negativamente en los últimos meses y los riesgos de recesión han aumentado para el 2019-2020.

Eurozona

Las expectativas de crecimiento en la eurozona se derrumbaron a partir de los resultados observados en las tendencias del 2018, en donde la confianza del sector privado disminuyó al nivel más bajo en dos años y el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre del 2018 era sólo 1.2% interanual. Gran parte del reciente crecimiento decepcionante es debido a factores temporales tales como las protestas de los “chalecos amarillos” en Francia y algunos shocks sectoriales de la industria en Alemania. Sin embargo en general, la economía parece estar frenando la eurozona cerca de su tendencia de crecimiento a largo plazo en 2019-2020, con aumento de riesgos a la baja. Se esperan crecimientos del PIB real de 1.7% y 1.6% en 2019 y 2020 respectivamente.

Reino Unido

A principios de 2019 surgieron un sinnúmero de informes negativos sobre la economía del Reino Unido. Las estimaciones preliminares muestran que el crecimiento del PIB real se desaceleró a tasa anual del 1.6% en el tercer trimestre a 1.3% en el cuarto trimestre del 2018; la menor cifra en casi seis años. En el cuarto trimestre del 2018, los consumos público y privado hicieron contribuciones positivas al crecimiento del PIB, mientras que las inversiones y el comercio neto contribuyeron negativamente. En los últimos 5 años el crecimiento económico del reino Unido ha pasado de la parte superior a la parte inferior del ranking entre las economías del G7. El crecimiento ha disminuido particularmente desde el referéndum de Brexit en junio de 2016, como resultado de la incertidumbre generada por este acontecimiento afectando negativamente las expectativas de para el comportamiento del PIB en el Reino Unido (incrementos de 1.5% y 1.4%, respectivamente).

Japón

La guerra comercial entre China y los Estados Unidos tomó a la economía Japón como rehén. Ante un la situación de crecimiento del PIB real prácticamente a cero en el cuarto trimestre del 2018, arrastrado por las menores exportaciones. En el lado positivo, el consumo y la inversión se recuperaron un poco hacia el final del año, aunque de forma muy moderada. Las cifras esperadas de crecimiento del PIB real son de 0.6% para ambos periodos anuales.

China

Este país enfrenta presiones crecientes sobre el posible comportamiento a la baja de su mercado interno, y las consecuentes presiones en su comercio como resultado de las políticas comerciales estadounidenses. Se prevén crecimientos en su PIB de 6.1% y 5.9% en 2019 y 2020.

Brasil

De acuerdo con Euro monitor se aprecia un incremento en la confianza empresarial como resultado de las reformas propuestas for el nuevo presidente de este país, lo cual resulta una incógnita dada su filiación partidista. Recordamos que Bolsonaro asume la presidencia en un momento cuando la economía mundial está en declive, con el ajuste de las condiciones financieras en los Estados Unidos y la desaceleración de China. Sin embargo, la situación en el ámbito doméstico es el centro de atención, con el mercado siguiendo de cerca la aplicación de medidas para equilibrar las cuentas fiscales de Brasil. Se pronostican crecimientos de 2.2% y 2.4% en 2019 y 2020.

Rusia

Euro Monitor redujo sus previsiones de crecimiento del PIB ruso en 0.1 – 0.2 puntos porcentuales en 2019-2020. Se espera una desaceleración en la economía rusa, derivada de menores exportaciones, una reducción en su mercado interno y menores precios del petróleo. El precio por barril de petróleo Brent ha disminuido de USD80 – 85 en septiembre – octubre de 2018 a USD60 – 65 en enero, y se espera que permanezca en ese rango en 2019-2020. El pronóstico de crecimiento es de 1.3% y 1.4% para 2019 y 2020 respectivamente.

México

Euro monitor ha recortado las previsiones de crecimiento del PIB de México entre 0.3 – 0.4 puntos porcentuales en 2019-2020, reflejando resultados inerciales negativos a finales del 2018. Existe en ciertos sectores gran incertidumbre sobre las políticas del gobierno de López Obrador, particularmente en lo que se refiere a la lucha anti-corrupción contra acciones de gobiernos anteriores y un entorno de comercio global cada vez más deteriorado. Las cifras se ubican más cercanas al 1.5% en el periodo de referencia.

Consideraciones Finales

En el periodo de referencia, 2019-2020, las previsiones de un menor crecimiento económico, incertidumbres políticas y la sombra del proteccionismo comercial, amenazan el desempeño de prácticamente todas las economías en el planeta. Estos tiempos conminan a una reflexión importante sobre los modelos de negocios; ante escenarios complicados, el conocimiento del entorno y sus implicaciones directas sobre el desempeño empresarial es fundamental para llevar a cabo los ajustes necesarios esperando mejores tiempos. El empresario Vistage está consciente de las condiciones imperantes en el mundo de los negocios y actúa consecuentemente de manera racional y haciendo uso de la mejor información disponible.