La nueva Ley de Tecnología Financiera en México

Ante la carencia de una regulación eficaz. el crecimiento acelerado de las actividades relacionadas con la prestación de servicios financieros con base tecnológica, y el entorno novedoso que las caracteriza, indujo a que las autoridades mexicanas en materia financiera, como lo son la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Secretaría de Hacienda y el Banco de México trabajaran coordinadamente para preparar un anteproyecto de Ley de Tecnología Financiera que será presentado en el mes de septiembre en el Congreso.

La denominada “Ley Fintech” si bien toma elementos de varias regulaciones sobre el tema a nivel mundial, requería una adecuación importante de sus modelos a las condiciones económicas, sociales y jurídicas de nuestro país, convirtiéndose no solo en una oportunidad inédita sino en la posibilidad de incorporar de forma creciente pero ordenada a sectores de la población, que previo a la revolución de las finanzas basadas en la tecnología, carecía de acceso al sector financiero y por ende a mejores condiciones de desarrollo económico.

El ante-proyecto de ley se centra en tres grandes vertientes para regular las actividades Fintech: Los sistemas electrónicos de pago, las actividades de fondeo colectivo, como es el caso del “crowdfunding” y los activos virtuales, que en la actualidad, en ninguna parte del mundo cuentan con respaldo alguno en su operación, como es el caso de las llamadas cripto-monedas.

El reto para los reguladores consiste en como dar orden y certidumbre a un sector disruptivo y tendiente al comportamiento caótico, sin limitar su desarrollo potencial.

En nuestra opinión dos conceptos claves se encuentran en el eje de la discusión: i) el tratamiento de un nuevo ente financiero que bien pudiera denominarse, como concepto, entidad financiera de base tecnológica (el posible regulado) y ii) el concepto asimilable a las disposiciones de la regulación británica, denominado “sandbox”. Un espacio legal en donde estas nuevas instituciones financieras y sus soportes tecnológicos, pueden operar nuevos productos, bajo supervisión y vigilancia en un ambiente controlado. Por un periodo relativamente corto pueden probar sus efectos y generar el conocimiento necesario para comprenderlos y particularmente, alcanzar una regulación más eficaz y menos asfixiante.

De esta forma, México está buscando un nuevo papel en materia de operación financiera, en un entorno complejo y sobre todo desconocido. Mucho se tendrá que trabajar en la regulación y la supervisión efectivas para que las finanzas, como las conoceremos en el futuro, permitan el desarrollo económico y social que requiere el país.

Como siempre, recordamos que el Empresario Vistage busca estar a la vanguardia en los procesos tecnológicos y de negocios que están revolucionando al mundo. El seguimiento de la nueva “Ley Fintech” es una muestra de ello. Buscaremos en ediciones posteriores profundizar más en el tema, legal de las Fintech, sobre todo con la presentación y discusión que muy seguramente antecederá a su aprobación en el futuro próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *